Carlos Sainz : Solución relámpago

Carlos Sainz terminó a las puertas de los puntos en Bahréin. Pero el español ya está listo para volver a salir a luchar y dar la vuelta a la tortilla este fin de semana.

¿Cuál es el veredicto de Bahréin?
Fue frustrante y terminamos a las puertas de los puntos. Quiero dejarlo atrás para prepararme para la próxima carrera. Ahora estoy centrado en China y con muchas ganas de vivir un fin de semana positivo. Es un circuito que me gusta mucho y estoy convencido de que podemos conseguir excelentes resultados.

¿Podemos decir legítimamente que el Gran Premio de China de 2017 fue el más apasionante de su carrera en F1?
El año pasado, viví sin duda una de mis carreras más memorables. Estaba el riesgo de empezar con neumáticos slicks cuando los demás estaban con intermedios. La salida fue engañosa porque me costó salir de la parrilla con la pista mojada y luego hice un trompo en la tercera curva. Afortunadamente, a veces los riesgos valen la pena y supe aprovechar para terminar séptimo. ¡Fue desde luego una carrera interesante!

¿Qué le gusta de China?
Me encanta la cocina local, sobre todo el pato laqueado. Es uno de mis platos preferidos cuando voy a Asia o, más en concreto, a China. Por supuesto que echo siempre de menos la comida española y la italiana, pero no me puedo quejar si hay pato laqueado en el menú. Tengo excelentes recuerdos de la cena entre pilotos organizada hace algunos años en Shanghái. Éramos veintidós y me permitió hacer un poco de turismo. Solo sé decir “ni hao” en chino, pero supongo que es útil saberlo porque me sirve cada vez que conozco a alguien.

¿Le impresionan las instalaciones del circuito internacional de Shanghái?
Tengo que confesar que el paddock de China es uno de los más grandes que he visto jamás. Es inmenso. Antes del principio de la temporada, tengo la costumbre de darme un minuto para ir de mi habitación al garaje. En Shanghái, se tarda como mínimo tres minutos de lo largas que son las distancias. Tengo que adaptar un poco mi rutina y mi horario en China.

Share