Partida de ajedrez con Nico Hülkenberg

En Bahréin, Nico Hülkenberg peleó por la sexta posición tras una verdadera batalla táctica. El alemán se ha concentrado rápidamente en la siguiente carrera y apunta a los mismos éxitos que en Shanghái.

¿Qué opina de su sexta plaza en Bahréin?
Es un buen resultado y son nuevos puntos en el campeonato. Las calificaciones habrían podido ser ligeramente mejores, mi vuelta en Q2 me habría permitido colocarme más arriba en la parrilla de salida. Pero es así. Por lo tanto, nos quedamos con los puntos y miramos hacia la próxima carrera. Hemos aprendido mucho de este fin de semana y vamos a China con algunas pistas de trabajo. Cada trazado es diferente y estoy convencido de que China nos guarda algún desafío particular. Nuestra intención es firme: continuar progresando.

¿En qué se distingue el circuito internacional de Shanghái?
Es conocido por el interminable encadenamiento de las dos primeras curvas. Es muy engañoso, puesto que es fácil entrar muy fuerte, especialmente en calificaciones, y destruir el neumático delantero izquierdo. Es como si esta curva que se prolonga tras una entrada rápida nos aspirara. Cuanto más se estrecha, más velocidad perdemos y no termina hasta el momento en que llegamos a la horquilla con inclinación de la T2. La salida es bastante sabrosa porque hay que saber abrirse paso y aguantar.

¿Presenta otros retos?
En China, la gestión de los neumáticos es históricamente difícil. Las primeras curvas desgastan sensiblemente las gomas. Más adelante, la T13, curva a la derecha bastante larga, reduce aún más su vida útil. Tras el primer sector bastante atípico, hay un poco de todo en lo que a velocidad se refiere. Esto hace que la búsqueda de unos reglajes equilibrados sea bastante delicada. Al estar tanto tiempo solo con el pie en el acelerador, la enorme recta te deja bastante tiempo hasta para jugar una partida de ajedrez. Después, hay que despertarse, pisar fuerte los frenos y, sobre todo, no fallar. Es una curva muy importante. El domingo, esta será una de las principales ocasiones para adelantar.

Share